@aespildorag

viernes, 22 de abril de 2016

Proyecto: el iceberg se derrite

La fábula que seguidamente contamos es narrada en el libro Nuestro iceberg se derrite. Recogemos aquí aspectos relevantes de la historia con fines educativos y de construcción musical.


Kotter y Rathgeberg (2008) Nuestro iceberg se derrite. Barcelona: Granica.


"El que acierte a controlar bien el cambio prosperará grandemente; el que no sepa hacerlo correrá un riesgo".


El descubrimiento de las grietas


Una colonia de 268 pingüinos vivía desde siempre en un iceberg de la Antártida.


Fico, un pingüino joven y extraordinariamente curioso, observó al estudiar el bloque de hielo que el iceberg estaba agrietándose y que podría estallar al llegar el invierno.
Fico resolvió comunicar su descubrimiento a Alicia, una representante del grupo de pingüinos dirigentes. Alicia, algo escéptica, quiso ver el lugar en el que se podía contemplar las fisuras y el derretimiento. Ambos recorrieron las grietas y penetraron hasta el corazón del bloque de hielo a través de algunos canales interiores. Fico comunicó que con la congelación del invierno el agua interior de los canales podría comprimirse y hacer estallar el iceberg.


Alicia invita a Fico para que exponga su investigación a los pingüinos dirigentes. Hubo cierto escepticismo, si bien fue Nonó quien manifestó especialmente su incredulidad al preguntar: ¿Puedes garantizar que va a explotar el bloque de hielo?


Fico propuso un experimento para acreditar el derretimiento: llenarían de agua una botella construida en un material muy duro y comprobarían a la mañana siguiente el efecto producido por la congelación del agua. Y, como había previsto Fico, encontraron la botella quebrada al aumentar el volumen del agua.


Hay que informar a la colonia


Ante la urgencia de la situación los dirigentes prefirieron convocar a todos los pingüinos de la colonia. La urgencia exigía un camino para decisiones extraordinarias. Para la plenitud del invierno sólo quedaban dos meses y había que actuar con la urgencia necesaria. No cabía permanecer en una actitud de complacencia.


Comunicaron a toda la colonia la situación. A continuación, Luis, el presidente de los pingüinos, tenía que optar por una estrategia:


  • Algunos indicaban a Luis que él como presidente tenía que formular las medidas.
  • Otros proponían delegar en los pingüinos jóvenes e investigadores.
  • Finalmente Luis decidió crear un grupo para guiar la situación extraordinaria formada por 5 pingüinos: Jordán, Bernardino, Fico, Alicia y el propio Luis. Era un equipo de personas complementarias con cualidades diferentes.


Ahora tenían que resolver cómo empezar la tarea. Luis formula una sugerencia: los 5 deben cerrar los ojos y señalar hacia el este. Al hacerlo comprueban que cada uno dirige su dedo hacia un lugar diferente. Luis observa que necesitan fortalecer los lazos para construir un verdadero equipo.


La curiosidad como estrategia y el encuentro de la gaviota


  • Perforar el bloque para evitar la explosión. Pero en realidad no habría tiempo.
  • Buscar un iceberg perfecto y sin fisuras en la Antártida.
  • Un viejo pingüino propuso estar atentos y ser curiosos y esa fue la estrategia finalmente adoptada.


En la observación vieron una gaviota exploradora que buscaba nuevos lugares en que poder establecerse. Los pingüinos se dieron cuenta que era necesario modificar la perspectiva: convenía adaptarse y realizar exploraciones de forma que pudieran cambiar de lugar cuando así la situación lo exigiera. Era necesario cambiar el modo de vida y no negar la realidad. Comprobaron, pues, que podían aprender de las gaviotas.


El reto de promover un cambio


El gran reto era trasladar esta idea a la colonia: ¿Cómo se habla a pájaros miedosos, incrédulos, preocupados, atados a la imaginación y faltos de imaginación?


Luis requería una estrategia inteligente. Hizo las siguientes cuestiones a la colonia de pingüinos:


  • ¿Nos respetamos unos a otros?
  • ¿Somos responsables?
  • Somos solidarios?
  • ¿Y están estas creencias vinculadas a este bloque de hielo?


Entonces Bernardino contó la historia de la gaviota exploradora, cómo podían cambiar de lugar y establecer una nueva forma de vida, cambiar en función de las exigencias de la realidad. Concluyó: nosotros no somos el bloque de hielo sino sólo el lugar que nos acoge. Somos más inteligentes y podremos encontrar un lugar más seguro. Somos capaces de superar los problemas que la realidad nos plantea.


Alicia propone crear letreros con mensajes que recuerden continuamente lo que se necesita. Así se fortalecerá la comunicación en la colonia.


Los nuevos peligros ycómo resolverlos


  • Nonó no desalentaba e intentaba infundir el miedo a los pingüinos.
  • La maestra, pensando que podrían despedirla, también contaba historias de miedo a los jóvenes pingüinos.
  • Había que convencer a los pingüinos que sería necesaria romper una tradición de la colonia de forma que tendrían que recolectar alimentos para los exploradores. La tradición de los pingüinos consistía en que cada pingüino compartía su comida exclusivamente con sus crías pero no con el resto de pingüinos.


Pero estos problemas fueron resolviéndose:


  • Bernardino convenció a la maestra que la escuela sería incluso más importante en momentos de cambio.
  • Exigieron a Nonó que tendría que hacer predicciones científicas.
  • Se inició una cultura para los nuevos retos, para contribuir heroicamente y solventar la resistencia al cambio.
  • El problema de los alimentos para los exploradores era difícil de resolver. La pequeña Anita ayudó a difundir una tarea heroica: convenció a los mayores de la necesidad de conseguir alimentos para los exploradores que no los podrían buscar por ellos mismos ya que estarán en otras tareas. Anita alcanzó su objetivo heroico. Al llegar el día, los exploradores se marcharon y volvieron, comieron al regresar de lo que otros pingüinos habían capturado, contaron los extraordinarios paisajes que habían visto. El impulso era incesante y Nonó era desplazado. Tras varios turnos de exploración, encontraron un iceberg adecuado por su fortaleza, protección y bancos cercanos de alimentos. La colonia se trasladó al nuevo bloque de hielo exitosamente. En la siguiente temporada encontraron otro iceberg mejor. Así pues no cesaron en el empeño de mejorar.


Objetivos educativos y musicales


  • Conviértete en director escénico y musical de este argumento. ¿Cómo lo trasladarías a un escenario incluyendo las diferentes actividades escénicas y dándole especial protagonismo a la música? Cómo abordar las diferentes escenas principales de esta fábula? Crea inicialmente un guión de tus propuestas como director escénico y musical.
  • Hagamos un proyecto compartido, enriqueciendo el planteamiento escénico-musical con las aportaciones de cada uno. Ahíu mi labor de sincronización será necesaria. Pero después cada uno podrá participar enriqueciendo las aportaciones de los demás. Un guión sincronizado podrá tener algunas propuestas alternativas y tendremos que optar, pulir, volver a proponer ideas.
  • La creatividad musical será fundamental para desarrollar este proyecto: cada alumno tendrá que trabajar con mecanismos improvisatorios, pequeñas composiciones a partir de modelos trabajados en el aula. La música del proyecto será creada por vosotros e interpretada lógicamente en la representación pública.
  • La música como parte de la educación integral de la persona incluye valores. Esta fábula incorpora valores sociales y mensajes para el crecimiento personal, educativo y para el crecimiento colectivo de las sociedades. Reflexionaremos también sobre posibles valores en juego y decidiréis cómo sintetizarlo y comunicarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada